miércoles, 22 de julio de 2015

Entre el humor y el infierno


Gerardo Chendo tuvo su salto a la popularidad en la pantalla chica junto a Floricienta y hoy es el Secretario de Gobierno del ingeniero Márquez en Entre Caníbales. Sus personajes le dieron al actor un sello característico de esos que solo pueden conseguir los grandes.

Es el malo por excelencia, ni antagonista, ni protagonista, pero está siempre sujetando a quién tiene que brillar en las escenas y por cierto, es responsable de ello. Es políticamente incorrecto, sabe como ser temido pero no puede con su genio de rematar cada una de sus frases con el cinismo que le suma a cada una de las escenas en la que sus personajes crecen.

Gerardo Chendo ayer fue Bonilla, el malvado cómplice y autor de las maldades a Floricienta. Hoy es Julito, confidente del candidato a presidente y nexo entre él y los punteros. Los dos refuerzan a ese malo que se cree más malo de lo que su ingenua personalidad le permite ser y termina siendo ese malo que da lástima en cada una de las escena que lo ponen al frente.

Dicen que “lo que no te mata te fortalece” y está claro que los personajes a los que les da autonomía Chendo están lejos de matar y hasta son señalados de “tontos”, porque es un malo sin armas pero de temer, de esos que usan el humor para ser odiados pero con una sonrisa.

Fuente: television.com.ar

0 comentarios :



Recuerda que tu comentario puede ser eliminado si el equipo de Yo Amo Telefe considera que no es apropiado y que debe ser eliminado.

---Por favor, no hagas SPAM ni faltes el respeto a otros usuarios---