viernes, 17 de julio de 2015

Yayo: ''Soy un payaso sin mayores pretensiones''

Yayo: "Soy un payaso sin mayores pretensiones" - El humorista cumple su sueño de subir a las tablas.

Su nombre de pila es José Carlos, pero difícilmente alguien lo conozca de otra forma que no sea como Yayo, el pelado que, iracundo, conteniendo la risa, con rostro sin expresión y hasta sin decir una palabra puede hacer reír hasta los muertos, como lo deseaba William Shakespeare al darle sentido a su comedia.

El humorista, figura difícil para aparecer en los medios más allá de su protagonismo en “Peligro. Sin codificar”, habló con Diarioshow.com sobre el espectáculo que llegó a la calle Corrientes y que estará en cartel por cuatro únicas funciones en el teatro Ópera el 17,18, 24 y 25 de julio.

“Para nosotros llegar a la calle Corrientes, y en vacaciones de invierno, es como ganar un Martín Fierro. Es un premio para este grupo, y merecido, por que laburamos mucho. Es una pena que hayamos llegado tarde, como nos pasó el año pasado cuando cerramos la temporada de verano, pero igualmente estamos muy contentos de que nos hayan abierto las puertas para llevar nuestro espectáculo”, comenta un muy ansioso Yayo Guridi.

Asegura que era una cuenta pendiente tras ocho años de programa, adaptar su humor a las tablas, y sostiene: “La esencia es la misma de lo que se ve los domingos en Telefé. Es como si el espectador fuera un invitado de lujo al programa, pero, en vez de ver a los personajes en la tele, los está viendo en vivo. Sólo que nos agarramos de una estructura para poder hacerlo diferente todas las noches, parece contradictorio pero en escena se siente así”.

Si bien todos los artistas aseveran que pueden trabajar con total libertad, siempre existen límites o modelos ya establecidos y dentro de lo que uno si puede ejercer una especie de independencia medida. El problema del humor es que, para hacer reír, debe transgredir esas fronteras, y enfrentarse a las consecuencias. El chiste debe ser lo más importante. Para Yayo, no existen censuras de terceros ni propias, porque el catalizador es nada más que el público: “Tenemos la gran suerte de tener a la gente que te marca lo que está bien o está mal. Tanto en tele como en teatro. El mano a mano, o las repercusiones de la gente que le hace el aguante a esto. Por eso hace ocho años que estamos al aire. Ésa es la importancia y por eso tenemos que aprobar el examen a diario. El secreto también implica que siempre pensamos en el futuro próximo, no bien terminaba un programa hay que empezar en el próximo. Ir adelante, encontrarle la vuelta”.

Comenzando a recordar para dar el ejemplo, el actor expresa que “cuando empezamos, lo hicimos en un horario difícil, con un presupuesto bajo y un formato jodido y lo dimos vuelta sobre la marcha. Así y todo, fuimos de mirar el programa que viene más que lo que uno hizo atrás”.

A pesar de ser muy consciente de toda la repercusión y el trabajo que conlleva el éxito, sostiene que “nunca me puse a pensar qué tipo de humor hacía. Las restricciones que tengo, qué hacer o no se basan más en el horario que en cualquier otra cosa. Yo me hice conocido por las barbaridades que decía en ‘VideoMatch’, pero un domingo al mediodía hay que pelar otras cosas y hay que ver si te da el cuero o no. Básicamente, me siento un Payaso de nacimiento sin mayores pretensiones. Por ahí al payaso le da para actuar, hacerse el cómico, pero payaso de civil al fin. Entonces la mejor manera de hacer reír es trasmitir lo que a vos te gusta y le hace sentir cómodo a la gente”.

Fuente: diarioshow.com

0 comentarios :



Recuerda que tu comentario puede ser eliminado si el equipo de Yo Amo Telefe considera que no es apropiado y que debe ser eliminado.

---Por favor, no hagas SPAM ni faltes el respeto a otros usuarios---